Deja de hacer tantas fotos con tu teléfono

La cámara de mi teléfono lleva malograda ya más de medio año y justamente por esto que hace un tiempo ya que le doy vueltas al tema de lo frágiles que son los recuerdos en este mundo moderno. Si tienes más de 30 años probablemente recuerdes como cuando eras chico, una fotografía era algo que se solía planear (y se atesoraba) Si algún amigo tuyo tiene la misma foto impresa que tú es por que se dieron el tiempo de compartir los negativos y de sacar copias de esa o esas fotos (sí, yendo al laboratorio/tienda/puesto/etc. a pedir que nos sacaran copias de uno de los fotogramas de un negativo) Pienso que toda esta logística alrededor de la fotografía casera hacía que los recuerdos se valoraran más ya que la propia creación del recuerdo era un proceso más complejo.

© Javier García-Rosell. La cámara malograda de mi iphone 5c.

© Javier García-Rosell. La cámara malograda de mi iphone 5c.

Esta logística fotográfica ha sido sustituida hoy en día por procesos que creo todos conocemos y que observamos cada día a nuestro alrededor y si no reconocen este proceso, dejen que les plantee una pequeña prueba... Recuerden cual fue el último cumpleaños al que fueron donde hubo una torta y donde se "soplaron las velas" e intenten recordar cuantas personas estaban alrededor de la torta registrando el momento en sus teléfonos a través de fotos o de videos. ¿Tienes ya la respuesta? Ahora te planteo una segunda pregunta...¿Fuiste tú una de esas personas? Si la respuesta es positiva solo una última pregunta... ¿Donde están esas fotos?

© Javier García-Rosell. Una de las tantas personas que nos encontramos en un concierto haciendo fotos o grabándolo. Al momento de la foto ya tenía grabados 36 segundos de canción (la grabó toda...)

© Javier García-Rosell. Una de las tantas personas que nos encontramos en un concierto haciendo fotos o grabándolo. Al momento de la foto ya tenía grabados 36 segundos de canción (la grabó toda...)

Es muy probable que mucha gente responda a la última pregunta que planteaba con la respuesta "están en mi teléfono" y también es muy probable que esas fotos se pierdan para siempre (aunque me digan que tienen sus teléfono sincronizados con algún tipo de sistema en la nube no nos engañemos, esos sistemas tienen una capacidad limitada y aunque no la tuvieran ¿vas alguna vez a revisarlas?)

A este "problema" déjame añadir otro factor que no deja de ser importante mencionar...aunque pareciera que tú teléfono hace fotos decentes en cuanto a calidad, la realidad no es tan así. Si bien la tecnología ha mejorado mucho es muy probable que la cámara de tu teléfono sea un poco "papa" (con perdón). A eso agrégale los filtros que le pones a tus fotos y que muchas personas usan facebook como forma de almacenar tus memorias y acabas de crear un cocktail capaz de cargarse la ya de por sí pequeña información que traía tu foto de origen. 

Como decía antes, estos son pensamientos que me rondan la cabeza hace tiempo y que se han hecho más presentes debido al problema con la cámara de mi celular. En este medio año he creado probablemente más recuerdos familiares significativos que en los últimos dos años al verme obligado a usar una "cámara cámara" para registrar mis recuerdos. Es verdad que yo me dedico a esto pero igual creo que mi experiencia se puede replicar en otras realidades. Es por esto que te dejo aquí estos consejos que espero te puedan servir de algo:

1) Atesora los momentos y empieza a plantearte más vivirlos a través de tu retina y menos a través de la pantalla de tu teléfono.

2) Has menos fotos, piensa mejor los momentos, disfruta de la fotografía, no uses la cámara como una ametralladora.

3) Descarga las fotos de tu teléfono y guárdalas en algún tipo de servicio en la nube que te de suficiente espacio y seguridad o compra discos duros externos (2 iguales si es posible para poder tener un backup de tus fotos) Y ojo, digo 2 por que los discos duros también se pueden romper...a más de uno leyendo esto le habrá pasado ya seguramente.

4) Imprime algunas de tus fotos favoritas y ponlas en un álbum físico. Verás como mirar fotos impresas es siempre un placer y si están en un álbum mejor aun.

5) Si tienes el presupuesto, regálate una cámara de fotos (una "cámara cámara"). 

© Javier García-Rosell. Dos discos duros. Sí, dos discos duros.

© Javier García-Rosell. Dos discos duros. Sí, dos discos duros.

© Javier García-Rosell. El album con las fotos del primer año de mi hija mayor.

© Javier García-Rosell. El album con las fotos del primer año de mi hija mayor.

Bueno, creo que de momento eso es todo. Ojalá y este artículo sirva de algo. Vamos a ver que nos depara el futuro, de momento yo seguiré registrando menos y de mejor calidad para crear más y mejores recuerdos.

PD: Todo lo dicho también se aplica a las tablets...